Es importante entender que la menopausia es un proceso normal y natural dentro de la vida reproductiva de la mujer y no una enfermedad. Con la llegada de la última regla, toda mujer debe afrontar la menopausia, pero cada una lo hace de forma diferente.

Es perfectamente normal que algunas mujeres sean conscientes de su menopausia, pero para otras los cambios hormonales pueden generar diversos cambios físicos y emocionales que impacten su vida diaria.

La menopausia es el cese permanente de la menstruación causada por la pérdida de la producción folicular de los ovarios y al descenso brusco de niveles de estrógeno, progesterona y testosterona en el cuerpo.

Los 52 años son la edad media en los que se presenta la menopausia, aunque puede presentarse antes si la mujer se sometió a una cirugía para extirpar ovarios.

Esta etapa trae consigo cambios físicos en el cuerpo de cada mujer debido a los cambios hormonales:

  • Pérdida de densidad ósea
  • Atrofia o sequedad vulvovaginal
  • Disminución de masa corporal muscular y aumento de peso
  • Pérdida de tono y elasticidad en la piel causada por la pérdida de colágeno
  • Caída del cabello
  • Sequedad ocular

Los síntomas que pueden presentarse a causa de la menopausia son:

  • Sofocación
  • Dolor articular
  • Disminución del líbido
  • Olvidos frecuentes
  • Aumento de ansiedad, depresión e irritabilidad
  • Entre otros

Sin embargo, no todas las mujeres experimentan estos síntomas.
Es importante que visites a tu ginecólogo de confianza para que te pueda ayudar durante esta etapa de vida.